lunes, 22 de noviembre de 2010

Seis minutos

    A veces, el tener que madrugar tiene sus pequeñas compensaciones. Hace unos dias, cuando estaba conduciendo para dirigirme al trabajo (todavia algo somnolienta del madrugón), no pude resistirme a la tentación de lo que estaba viendo. El sol comenzaba a salir por el horizonte y en el cielo sobrevolaban algunas nubes. Durante el tiempo que tardó en salir el sol, escasamente unos minutos, pude observar su colorido y la inmensidad del amanecer. Luego, después de haber tenido la suerte de fotografiarlo comencé a pensar.

   Las fotos que habia hecho (escasamente hay tres minutos de diferencia entre una y otra), parece que hayan sido diferentes amaneceres cuando todas son del mismo. Tres imágenes totalmente diferentes en poco más de seis minutos. Y pensé:
 "el tiempo pasa delante de nosotros, y generalmente no nos damos cuenta de la belleza de cada momento, ni de que cada momento es igual de bello".

5 comentarios:

Modestino dijo...

Una formidable definición gráfica de la belleza.

Noemí Baneem dijo...

Gracias,modestino. Me alegro de que estés por aquí.

Lisset dijo...

Fantástica definición del momento. Yo tengo la costumbre de hacer esto mismo, tengo muchísimas fotos de amaneceres y atardeceres, pues vivo en una zona llena de naturaleza donde se pueden ver imágenes espectaculares todos los días, en especial, como esas tuyas, con tipo de nubes muy distintas y realmente, tenemos una suerte increíble con poder ver un amanecer más, un atardecer más, un día más y no nos damos cuenta... Un abrazo.

Anónimo dijo...

Cuando salgo con el cohe cada mañana de casa para ir al trabajo, tengo la suerte de contemplar el hermoso paisaje de Guara que ante mí aparece. Siempre es distinto al del día anterior. Cuando estoy a punto de enfilar la recta que me llevará a la visión de cada día me pregunto ¿cómo será hoy? ... ya ansío saberlo.
(¡ojo! con esas fotos en marcha que haces)

Noemí Baneem dijo...

Lisset, ¿verdad que no hay dos amaneceres iguales? tampoco hay dos momentos iguales.
un abrazo
Anónima, tranquila que paro. ahora tengo variso puntos estrategicos para hacer las fotos y paro y salgo aunque me muera de frio...